fbpx

5 recomendaciones para el cóctel de bienvenida de tu boda

5 recomendaciones para el cóctel de bienvenida de tu boda

El cóctel de bodas constituye un buen pretexto para que los invitados y familiares se conozcan y se  pongan al día entre charlas y anécdotas, y también se animen mientras esperan el arribo de los recién casados. No te pierdas las recomendaciones que tenemos, han sido creadas con el propósito de que te luzcas y que tu y tus invitados pasen una excelente velada.

 

Normalmente, el cóctel de bienvenida se realiza luego de la celebración de la ceremonia religiosa y previo a la gran celebración de los nuevos esposos. Durante este tiempo, los novios aprovechan para realizar su sesión de fotos con sus seres amados, tanto familiares como personas cercanas, así aguardan la llegada de los invitados en caso de que la boda haya sido realizada en otro lugar y también permite que los novios se relajen para hacer su ingreso a la recepción como tal. Para que lo puedas organizar de la manera más acertada y que el resultado sea mejor de lo esperado, te traemos algunos consejos.

Este cocktail de bienvenida no debe tener una duración mayor a 40 o 60 minutos ya que durante el mismo los invitados pasarán la mayor parte del tiempo de pie, conversando y compartiendo con los otros invitados y degustando de los aperitivos que estarán dispuestos alrededor del área destinada para los invitados.

Si deseas que tu celebración luzca al máximo, hay que tomar en cuenta que la decoración, la comida y la bebida, deben ir de acuerdo al estilo de la boda.

Te preguntarás por dónde comenzar a planificar tu cocktail de bienvenida, y estamos aquí para ayudarte. Los consejos que te damos a continuación son los que sabemos que harán que tu fiesta sea un total éxito y cierres la noche con broche de oro.

 

Momento ideal 

 

Esta celebración usualmente sucede en momentos previos a la recepción o fiesta. Debe ser en un lugar que esté distanciado del área donde acontecerá el resto del evento que lo compondrán la cena, el baile, entre otras opciones.

 

Mesas altas equivalen a más comodidad

 

El mobiliario debe organizarse de tal manera que las personas puedan recorrer el lugar sin obstáculos como grandes mesas y sillas para que les permita también socializar fácilmente, es decir que en este espacio las mesas altas y una reducida cantidad de sillas o asientos deben estar desplegadas por todo el lugar para que los invitados puedan colocar sus bebidas, escoger algún aperitivo y sentarse cuando deseen. 

El principal objetivo de este espacio es la socialización entre los invitados, que estos rompan el hielo y pasen un buen rato conversando y compartiendo con otras personas.

En cuanto al estilo de las mesas, las altas, también llamadas cocteleras, estarán al nivel de los invitados y estos no se tendrán que inclinar o elevar ya que será de la medida justa para que coloquen sus tragos. Los sillones no se eliminarán de la lista pero sí se reducirá su cantidad, ya que no se pretende que los invitados pasen demasiado tiempo sentados y su estado de ánimo se disminuya.

De día, la decoración no debe cambiar completamente, bastará con ubicar el área en un sitio arbolado o con sombra ya que el sol estará en pleno esplendor. También puedes optar por la colocación de sombrillas en la mesas tomando en cuenta la dirección del sol, el tamaño de la misma y la sombra que esta produce en el área de la mesa en caso de que no sea un sitio con sombra natural y sea un lugar plenamente iluminado. Recuerda la duración del cocktail.

Algunos focos, velas, bombillos de colores tenues deben estar esparcidos por el lugar o colocados en las mesas si es la noche la que decide ser testigo de tu boda. Cuida los límites, no debe estar excesivamente iluminado ni con claridad muy reducida. Debe ser la adecuada para evitar accidentes y disfrutar de la velada de inicio a fin.

 

Unos aperitivos durante la espera

 

 

Una boda dura alrededor de 3 horas, tiempo que debes tomar en consideración ya que tus invitados llevan todas estas horas sin comer o incluso más debido a la preparación previa a tu boda, así que no es en absoluto mala idea colocar una o varias mesas con aperitivos distribuidas estratégicamente por el lugar. 

 

Que refrescar a tus invitados no se quede atrás

 

Existe una carta muy variada de bebidas para bodas o bebidas que le gustan a las personas en general, ya sea una boda o no. Estas pueden variar según la temporada y la temperatura. Asegúrate de adaptarlas a cada una y mantener a tus invitados frescos o cálidos. 

Cuando decimos muy variado, lo hacemos con intención, sobre todo en el hecho de si deben ser predeterminadas o no. Cuando ya tienes una cierta cantidad o tipos de bebidas, alcohólicas y no alcohólicas, que deseas servir y quieres ceñirte a ellas, la colocación debe ser estratégica en todo el lugar. Puedes optar por servirlas en mason jars (recipientes que cada vez son más trending) ya que son envases con tapa que se colocan en un contenedor con hielo. Por supuesto, dicho de esa manera suena muy simple, sin embargo cada elemento como los tarros, el color de la bebida y el contenedor pueden ser todos parte de la decoración del evento. 

Imagina que tu decoración es color rosa suave y las mesas y sillas tienen unos toques de madera en ellos, entonces la bebida que contengan estos mason jars será de ese color de tu decoración, la tapa tendrá un tono que la haga destacar y el contenedor puede tener incrustaciones de madera o ser totalmente de madera. Así el colocar este elemento no le quitara ese toque chic a tu fiesta.

Ahora bien, si decides colocar una barra libre y dejar la elección a gusto personal de los asistentes a la boda aquí te presentamos varias opciones que son las que más se consumen hoy en día en eventos de este tipo.

  • Mojitos: ​ es un cóctel popular originario de Cuba, compuesto de ron, limón, menta o eucalipto y agua mineral. Su sabor dulce, suave y refrescante es la mejor opción para quienes no desean ingerir una bebida tan fuerte.
  • Piña Colada: La piña colada es también un cóctel  caracterizado por su dulzura hecho con ron, crema de coco o leche de coco, y jugo de piña, usualmente servido mezclado o agitado con hielo.  Puede ser adornado con una rodaja de piña, una cereza marrasquina o ambos.
  • Cosmopolitan: este cóctel a base de vodka contiene un cierto matiz a fruta ácida y es preparado con vodka, triple seco, como Cointreau, zumo de arándanos y zumo de lima recién exprimido.
  • Mimosas: Es considerado un cóctel suave y refrescante debido a su baja graduación alcohólica. Este trago ligero está compuesto por una parte de champán (u otro vino espumoso) y una parte de zumo de naranja.
  • Gin Tonic: es una bebida burbujeante en la que se mezclan solo tres elementos: ginebra, agua tónica y esencia de limón creando así un trago que deleitará a los amantes de la ginebra.
  • Michelada: especial para bodas en ambientes cálidos como la playa, este trago es una cerveza preparada hecha con cerveza, zumo de lima, salsa variadas (comúnmente a base de chile) especias, jugo de tomate y chiles, dándole así un toque rústico a la bebida.

Los anteriores es solo por nombrar una variedad que se consume con frecuencia pero ya esto dependerá del gusto de los novios. 

 

  • La música es esencial

 

Durante el aperitivo, brindis o coctel, el protagonismo es exclusivo de los invitados y no hay mejor manera de amenizar una velada que con buena música. De allí que las melodías y tonadas que estén de fondo en las conversaciones no deben ser el centro de atención. Es usual tener música instrumental, acompañada o no de algún vocalista.

Debe existir un equilibrio entre cómo se desea que se recupere la fiesta y gran parte de esto es provocado por la música. Así que lo más recomendado son las piezas sin estridencias, con un tono y un timbre, que no interfieran o molesten las animadas charlas, pero que, al mismo tiempo, emocionen y creen un estado de ánimo alegre entre los invitados. Puede ser una música suave de fondo, en segundo plano a la que se le pueda aumentar el volumen de momento, por ejemplo, cuando entren los novios.

Lo importante de todo es que tus invitados no sientan que están a la espera de los novios de una manera tan notoria y en su lugar lo tomen como una antesala a la recepción y el comienzo de una noche que estará repleta de diversión y de muy buenos momentos.

¿Cómo hacer una boda destino? 5 tips para comenzar y no morir en el intento ¿Cómo elegir el vestido de boda perfecto para la playa?
Open chat